Elogia acaba de presentar un muy interesante whitepaper que presenta cómo ha evolucionado el sector turístico en los últimos años, para llegar a dar lugar a un nuevo tipo de consumidor, el turista 3.0. Este análisis, centrado en el mercado de México, resulta imprescindible para las empresas que quieren insertarse en este cambio radical en el paradigma del mercado.

La evolución del turismo online: tres tipos de turista

El estudio realizado por Elogia, identificó tres niveles de turistas: 1.0, el tradicional; 2.0, el social y 3.0, el colaborativo. En el pasado para hacer la reserva de un vuelo el turista 1.0 (tradicional) acudía a una agencia de viajes o a las terminales aéreas, para comer pedía consejo a los lugareños y usaba cámaras para recordar su viaje. Posteriormente el turista 2.0 (social), empezó a hacer reservas de vuelos y hoteles mediante Internet, descubrió que podía compartir las fotos de sus viajes por herramientas de mensajería en línea, y se apoyaba de páginas de internet y blogs de viajeros para planear su viaje.

Finalmente el turista 3.0 (colaborativo), se centra en una cultura de interacción, la mayor parte de sus decisiones las toma y ejecuta a través de aplicaciones específicas para cada necesidad basadas a su vez en los contenidos de otros usuarios. Así, para llegar a un lugar usa Waze, reserva su estancia en AirBnB, planea su viaje gracias a Tripadvisor, y, finalmente, comparte su experiencia a través de redes sociales al instante.

La transformación del mercado pasivo en activo, ha dado paso al “prosumer”, que es parte de la nueva generación de consumidores, nativos digitales que van más allá de sólo consumir un bien o servicio, son personas que se convierten en productores de contenidos y tendencias, al compartir sus experiencias e impresiones de viajes, lugares y empresas.

En palabras de Mónica Casal,  nuestra Country Manager en México: “El Turista 3.0, no es alguien que viene del futuro, sino alguien que está experimentando el presente, una actualización de los clientes, exige lo mismo a los modelos de negocio”.

El turista 3.0 y su importancia en la economía actual

Para México, el turismo es una de las actividades económicas más importantes, siendo el décimo lugar a nivel mundial en llegadas turísticas internacionales, con un total de 29.1 millones de visitantes en el 2014, además de ser el primer destino para turistas extranjeros dentro de América Latina. De esta cantidad, 11 millones fueron turistas 3.0 entre nacionales e internacionales.

Debido a que el Internet se ha hecho presente en la industria, nuevos modelos de negocio han logrado romper los viejos paradigmas que rodeaban al turismo, lo que abre oportunidades para mejorar los servicios ofrecidos.

El nuevo turista 3.0 interactúa con su destino a través de dispositivos móviles y es asiduo a redes sociales e internet. Tal y como comenta Mónica Casal, “La experiencia del turista también se comprende como parte imprescindible del análisis e interacción de la marca con el mismo, para lograr convertir un viaje o experiencia gratificante en un arma de fidelización”.

Por otra parte, la generación de los millennials son un fuerte empuje en la categoría del turista 3.0, pues se trata de un grupo que deja de lado las comodidades de alojamientos y facilidades de desplazamiento por la presencia de la conectividad y de las experiencias, a donde quiera que vayan.

El estudio de Elogia, arroja que el papel de las empresas turísticas tiene que evolucionar hacia una escucha activa y una reacción inmediata, además de la inclusión de embajadores de la marca en medios sociales. El reto de los empresarios radica en desarrollar aplicaciones y plataformas móviles y web que puedan cubrir la demanda de las experiencias que este tipo de consumidores están exigiendo y por lo que están dispuestos a invertir; experiencias de viaje que a través de internet se convierten por las redes sociales en un boca a boca, una reputación virtual respaldada por un servicio preparado para los turistas 3.0

Puedes consultar este nuevo whitepaper de Elogia en su cuenta de Slideshare.